«Día De Los Muertos» en Zinacantán, Chiapas: La Celebración de los Muertos.

Únase a nosotros en uno de los eventos culturales más importantes del país, Todos los Santos y Fieles Difuntos, ahora reinventado bajo la cosmogonía maya Los rituales de esta celebración, conocida como Sk’Ak’Alil Anima´Etik, D.

La comunidad maya de Zinacantán que vive en Chiapas, México alberga una de las fiestas más importantes del año. Visita Todos los Santos y Fieles Difuntos, que consiste en varios rituales.

Los días 1 y 2 de noviembre, las familias en México celebran una ceremonia Sk’Ak’Alil Animi’tik. Se abren todas las ventanas y puertas de la casa, y dentro se colocan flores y ramas de un Palo de Muerto (un árbol que se ha dejado secar afuera). La comida para este ritual consiste sopa de pollo con repollo, café, una bebida agria y carne ahumada servida en platos de barro y jarras. Chayotes, mazorcas de maíz, naranjas, ramos de flores de la planta cempazuchil, dalias y geranios rojos se distribuyen por la superficie de la mesa.

La ofrenda tradicional para el Día de los Muertos incluye una jícara llena de tortillas hechas a mano, un pequeño plato con sal, un vaso de POSH, fotos de los antepasados y velas. Frente al altar se colocan pequeñas sillas para que las almas puedan sentarse a descansar y consumir los alimentos durante su visita en estas fiestas.

Este sistema de creencias es único. Uno de sus objetivos es convertir el alma del difunto, potencialmente destructiva y maligna, en la figura de un antepasado respetable mediante rituales en su honor. El Día de Todos los Santos y el Día de los Difuntos se reafirma esta misión: otorgar al difunto la condición de antepasado que visita a sus familiares para reforzar los lazos sociales.

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */